Alimentación antes de entrenar (primera parte)


Una de las controversias que encontramos en el fitness es el hecho de que si debemos o no consumir alimentos antes de entrenar. La respuesta depende del tipo de entrenamiento y de los objetivos específicos de cada quien.


Lo primero que debemos especificar es que existen dos vías, una óptima y otra aceptable. Por ejemplo, digamos que lo recomendable es consumir algún alimento una hora antes de entrenar, ¿significa esto que si mi estilo de vida o trabajo no me permite hacerlo sería mejor no entrenar?, realmente no. Lo óptimo sería hacerlo, pero si no es posible, es aceptable entrenar de todos modos.


Supongamos que mi objetivo es mejorar el desempeño y aumentar la masa muscular con entrenamiento de resistencia (pesas). Lo que se requiere en este caso es mantener los niveles energéticos y de fuerza lo mas alto posible, así que lo correcto sería consumir alimentos de rápida digestión de 30 a 60 minutos antes de entrenar. Esto garantiza la reposición de nutrientes y el comienzo de la reparación post-entrenamiento. Debemos consumir una combinación de proteínas y carbohidratos de rápida digestión para evitar indigestión durante el entrenamiento. Un buen ejemplo sería consumir arroz blanco o cualquier fuente de azúcar, dextrosa o maltodextrina con alguna fuente de proteína de suero de leche.


En el caso de las personas cuyos objetivos son la pérdida de grasa el caso es diferente. Mañana comentaremos sobre la alimentación pre-entrenamiento para este grupo.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo